conxurando o invisible

solo dance theater piece

teaser

propuesta escénica que plantea al mundo un mantra de respeto a los que rezan con las voces y presencias ancestrales, y recupera elementos del patrimonio inmaterial de la tradición cultural gallega

 

la creadora gallego-descendiente aïda colmenero dïaz regresa a su tierra Galicia y desarrolla un proceso de investigación de la memoria personal familiar de su infancia y de todos sus ancestros, ahondando en el patrimonio inmaterial y material gallego. ahonda en el folclore gallego para la búsqueda de movimientos, y realiza un recorrido de memoria del cuerpo colectivo, cuerpos en masa, conectados con la historia ancestral. todo se relaciona en la red de la vida. todo está atado a las leyes de la existencia. tierra no es sólo el pedazo de polvo del que nacimos, tierra es historia. tierra es madre, tierra es padre eterno. por eso somos hermanos, hombres, animales y cosas. tierra es dignidad. tierra es el espíritu de nuestros pueblos y de nuestros antepasados. tierra es vida. tierra es historia.

acompañada de cantos populares gallegos, de la comarca de sus tatarabuelas, aïda conjura y reza con aquello que no se ve, lo invisible, las voces y presencias ancestrales, no palpables, pero que siempre han estado ahí.

conxurando o invisible habla de la Galicia imaginada, construida en el imaginario colectivo de millones de emigrantes marchados en búsqueda de una vida mejor, y por  aquellos/as que se quedaron, y construyeron con los desaparecidos. a través del  lamento, el canto y la morriña, aïda conjura para construir colectivamente una Galicia que está repartida en todo el mundo y que dejó a muchos desaparecidos.

conxurando o invisible  lanza un rezo para conectar con los desaparecidos, los muertos, los esclavizados, los marginados: galegos; recuperando elementos del patrimonio inmaterial de la tradición popular gallega más ancestral como los alalás y aturuxos, como un medio para la propia expansión y conexión con lo invisible, lo que está presente, pero no se ve. a su vez, el canto y el baile animan la emoción e imploran la imaginación. este conjuro- queimada es un mantra proyectado al universo con humildad, una manera de rezar, un acto de clemencia, una llamada a la justicia, a la protección frente a la muerte, los malos espíritus, y la apacigüe de las emociones capturadas en el cuerpo.

dirección e interpretación | aïda colmenero dïaz

​música | teresa colmenero, grupo abertal de la rúa, entroido viana do bolo, aïda colmenero dïaz

vestuario | d´aquela

foto |  carlota mosquera